Tartar de salmón

369

Tartar de teatro.

Un tartar es como una reunión de actores sobreactuados con un gran director de escena, todos quieren llamar la atención hacia su método: la cebolleta y su actorstudio a base de repetir dolor, el limón apelando a su gajo interior, la mostaza que dice que viene de Dijon, que si los recuerdos del salmón río arriba hacen tensión verdadera. En realidad un buen director de escena los pone en su papel y cada uno sabe bien que juntos hacen el gran final y, luego, el aplauso feliz de todas las papilas resonando en la platea de la boca.

Ingredientes

320 g de salmón rosado fresco
2 cucharadas de alcaparras
4 cucharadas de eneldo fresco picado
4 cucharadas de cebolleta
2 cucharadas de mostaza de Dijon
1 cucharada de zumo de limón
2 cucharadas de aceite de oliva virgen extra
Pimienta negra recién molida
1/2 cucharadita de sal

1 · Corta el filete de salmón en rodajas finas, luego en tiras y estas en cubitos pequeños de medio centímetro de lado aproximadamente.
2 · Pica juntos las alcaparras, el eneldo fresco y la cebolleta hasta que estén tan pequeños que parezca una pasta. Agrega el salmón y continua picando todo junto, hasta que esté bien integrado.
3 · Sazona con la mostaza, el zumo de limón, el aceite, la pimienta al gusto y la sal. Termina de mezclar hasta obtener una pasta espesa.
4 · Prepara el tartar con forma de “croqueta” con la ayuda de dos cucharas: sosteniendo una en cada mano, toma una cucharada de pasta de tartar y pasar el contenido completo a la otra cuchara. Vuelve a traspasarlo a la primera cuchara, dándole la forma de pequeño “zepelín”, en sucesivos pases. También se puede montar con ayuda de un aro de emplatar.
5 · Sirve cada plato con el tartar sobre el colchón de hojas verdes. Sazona estas con apenas un poquito de aceite y sal, y decora con una rodaja de limón y los tomates cherry cortados en cuartos.

Este es la primera receta que hacemos de uno de los grandes descubrimientos en lo que llevamos de año, el cocinero japonés afincado en Argentina Takehiro Ohno. Le conocimos a través de las redes sociales un día en el que nos recomendaron su libro De mar a mar, un recopilatorio de recetas de pescados y mariscos que combina propuestas de la cocina vasca (Ohno aprendió cocina vasca en Japón y después residió en España varios años, donde trabajó en el famoso restaurante Zuberoa de Hilario Arbelaitz), internacionales -como este tartar de salmón- con otras de inspiración asiática. Una auténtica maravilla. En internet se pueden encontrar numerosos vídeos de sus colaboraciones en diversos programas de la televisión argentina, especialmente en El Gourmet. Os recomendamos que le echéis un vistazo y os dejéis llevar por alguna de sus propuestas. Nunca la cocina oriental nos pareció tan fácil.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar