Pizza margarita

170

La pizza margarita es una típica pizza napolitana que puedes aprender a elaborar para disfrutarla en casa.

Los ludópatas nos abrimos cada día como un bonus y tenemos nostalgia de insertcoin, somos cuerpos calientes en la apuesta y sobre el tapete muy verde nos crecen la línea y el engaño. Nuestra comida es rápida como el ojo sobre el naipe, nuestro dolor corto como el dos de trébol. Pero todo al negro enseña que nuestra elección es para siempre.

La pizza Margarita o Margherita es uno de los símbolos de la cocina italiana en el mundo. La tradición dice que la inventó en 1889 el napolitano Raffaele Esposito en honor de la reina Margarita de Saboya, y que de ahí tomó su nombre. La combinación de colores tampoco es casual, ya que el rojo del tomate, el blanco de la mozzarella y el verde de la albahaca configuran una especie de bandera italiana gastronómica. La combinación de pizza con salsa de tomate había nacido en Nápoles un siglo antes, en 1730, cuando por primera vez los pasteles tradicionales de pan que se preparaban en la ciudad se acompañaron de salsa de tomate procedente de ciertas ciudades de España. Esa afortunada combinación (base de pizza + salsa de tomate), a diferencia de la pizza blanca, hizo que, con el tiempo, ese plato se convirtiera primero en símbolo de la propia ciudad de Nápoles y después, de toda Italia.

Ingredientes

Por pizza

1 base de pizza
150 g de salsa de tomate
125 g de mozzarella fresca
Hojas de albahaca
Sal
Aceite de oliva virgen extra

1 · Calienta el horno a 250 ºC (máxima potencia) al menos 25 minutos antes de introducir la pizza. Retira la bandeja y la rejilla del horno.
2 · Pasa la salsa de tomate a un bol y añade sal al gusto y un chorrito de aceite de oliva virgen extra. Extiende con una cuchara sobre la base de pizza.
3 · Corta la mozzarella en láminas, escurre -para que no humedezca demasiado la masa- y disponla sobre la base de la pizza.
4 · Decora con las hojas de albahaca y rocía un poco de semolina o harina sobre papel de hornear y coloca la pizza.
5 · Desliza el papel de hornear directamente sobre la base del horno y deja cocinar durante 3 o 4 minutos o hasta que se empiece a dorar.
6 · Enciende el grill, pasar la pizza a la bandeja y ponla debajo del grill, en la parte más alta del horno, otros 2 o 3 minutos hasta que se termine de hacer, aunque vigilando que no se nos seque en exceso.
7 · Una vez lista, decora con albahaca y un chorrito de aceite de oliva. Sirve inmediatamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar