Bizcocho de yogur. Receta básica

310

Cielo de crines de pequeñoponi.

¿Qué es verdad? Si decimos “bizcocho que levita entre nubes rosas” es cursi, pero cierto. También podríamos decir “masa horneada que se suspende en el ángulo superior de un cúmulo de hidrometeoros”, más técnico pero también real; e incluso ¿quién podría negar que es “un trozo de postre cualquiera depositado en un lecho de pelo arrancado a quinientos caballos poni de juguete”? Lo real es, por tanto, lo que decides que quieres ver: la posibilidad eliminada, que dijo el filósofo.

Este bizcocho es tan versátil como la salsa de tomate en su elaboración y, a partir de la receta básica, pueden salir tantas versiones como imaginación o ingredientes tengas en casa (la imaginación es lo que más polvo coge). Lo hemos hecho con coco, con chocolate, con frutas deshidratadas, con ralladura de un limón o con especias como semillas de cardamomo, canela, hinojo, jengibre, clavo o incluso pimienta. Diferentes opciones que siempre tienen en común una textura ultra esponjosa y un sabor a bizcocho de los de antes. Prueba tu versión y nos dices.

Ingredientes

Para unas 8 porciones
200 g de azúcar
200 g de harina (mejor si es de repostería)
1 sobre de levadura de repostería
4 huevos grandes
100 ml de aceite de girasol
1 yogur natural
Una pizca de sal
Un molde de unos 28 cm

1 · Forra el molde con papel de horno (o unta con mantequilla y harina) y calienta el horno a 180 ºC, calor arriba y abajo.
2 · Pon en el vaso el azúcar y pulveriza 15 seg/vel 3-10 (saldrá humo, pero no hay que preocuparse que no se está quemando nada). Reserva.
3 · Incorpora la harina y el sobre de levadura y envuelve unos 10 seg/vel 6. Reserva.
4 · Pon la mariposa en el vaso, añade las 4 claras de huevo y programa 6 min/vel 3. Agrega el azúcar reservado y programa 15 seg/vel 3.
5 · Añade el vasito de yogur, las 4 yemas y el aceite de girasol, y pon 20 seg/vel 3.
6 · Pasa la mezcla al molde y hornea durante unos 35-40 minutos en el horno. Solemos colocar el molde sobre la rejilla a media altura y la bandeja la ponemos en la parte de arriba para evitar que se queme, pero dependerá de la potencia de cada horno.

Consejo: Antes de pulverizar el azúcar en el paso 2, es cuando se le puede añadir los sabores que se nos ocurran, como por ejemplo media cucharadita de semillas de cardamomo, la ralladura de un limón, o una cucharada con mezcla de canela, hinojo, jengibre, clavo y pimienta.

Como os comentamos, podéis poner vuestra fantasía a volar y añadirle diferentes ingredientes a este bizcocho. Otras opciones: una vez lo hicimos con coco y en lugar de ponerle 200 gramos de azúcar le pusimos 100 gramos de azúcar y 100 gramos de coco rallado. O la versión chocolate con 100 gramos de azúcar moreno y 100 gramos de chocolate para repostería (más otros 50 gramos de cacao en polvo).

Si no te gusta el riesgo, pero también quieres innovar prueba con yogures de sabores. 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar