Receta de yogur

457

Una juerga de la leche a la que puedes añadir mermeladas o cereales.

¿Qué sucede si presentas a un elegante vaso de leche un descarado yogur fermentado? Pues que se montan una juerga, una bacanal de bacterias que, en pleno calor, se chupan las lactosas; se ponen duras y exhaustas, como sacerdotisas romanas, se coagulan perdidamente. Son vestales con el blanco siempre encendido, son bacterias semidiosas, son la leche y son eternas.

Los yogures forman parte de uno de esos tres estados de los alimentos que el antropólogo Lévi-Strauss llamaba podrido (los otros dos eran crudo y cocido), como los quesos o los vinos, donde las bacterias intervienen para hacer todo el trabajo. Era una forma de conservar la leche lo que nos demuestra que la cocina es un invento muy intelectual y elaborado. Se habla de un origen mesopotámico, como la primera ciudad, como la escritura, como la cultura entera. Hay mucho mundo en el yogur.

Ingredientes

Para 8 botes:
1 litro de leche (fresca recomendada, pero se puede usar pasteurizada)
1 yogur natural de 125 g
2 cucharadas de leche en polvo (opcional, pero aporta consistencia a la mezcla)

1 · Calienta un poco la leche (menos de 50 ºC, no queremos que muera ninguna bacteria en el proceso y que se acabe la juerga).
2 · Añade el yogur (y la leche en polvo). Remueve, eso les gusta bastante.
3 · Pasa a los botes y añade mermelada/cereales/azúcar. Los botes deben quedar herméticamente cerrados.
4 · Calienta el horno a 50 ºC, introduce los botes y déjalos dentro durante 10 horas. Transcurrido ese tiempo ya se pueden pasar al frigorífico. Si no quieres meterlos en el horno prueba a taparlos con una manta (funciona). También hay quien dice que se pueden meter en el lavavajillas a 45 ºC y dejarlos allí toda la noche.

Consejo: Se les puede añadir mermelada, azúcar, extractos o cereales y si quieres añadir fruta fresca, mejor hacerlo antes de tomarlo. También te animamos a inventar y a que luego nos lo cuentes.

De tu yogur pueden salir nueve generaciones. Claro, con tanta juerga…

Se conservan hasta 8 días en el frigorífico.

¡Queremos probar a hacerlos con leche de cabra!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar