Tarta de chocolate, café y cardamomo

139

Lo bueno está en el interior.

Todo pastel es un descubrimiento, pero este es una verdadera Troya con su tesoro de Príamo. Ponte Schliemann, millonario y descubridor, y paladea las vetas intensas de tu arqueólogo interior; se empiezan a abrir las puertas de los leones de la boca, derribas la muralla ciclópea de la lengua y todo es diamante, tesoro y ajuar. Si hay un mundo que descubrir también es el placer abierto de par en par y para eso no siempre hace falta un Homero.

Regresamos después de unas semanas ajetreadas en las que hemos estado volcados en la preparación de nuestro primer libro ilustrado (pronto conoceréis los detalles). Y como lo que nos apasiona son los libros de cocina, los nuestros y los de los demás, compartimos una receta del libro Honey & Co. The Baking Book, el segundo libro de los cocineros Sarit Packer e Itamar Srulovich, de los que ya os hablamos en otro post por su extraordinaria receta de hummus. En este caso nos deleitamos en su pastel de chocolate que, según una amiga que lo probó, es digno de restaurante (de hecho lo sirven en el que ellos mismos regentan en Londres). Está a medias entre una tarta y un pudin (pudding), no lleva gluten, y solo hay que tener la precaución de prepararlo con antelación porque tiene que reposar en el frigorífico de un día para otro. Tan rico estaba que hasta se nos olvidó decorarlo para la foto, aunque es como las excavaciones arqueológicas: lo bueno está en el interior.

Ingredientes

1 patata russet u otra de tipo harinosa grande, pelada y cortada en dados de 1 cm aproximadamente
½ cda. de mantequilla
¼ de cdta. de sal
⅛ de cdta. de pimienta
1 cda. de aceite de girasol y más cantidad para freír
¼ de cebolla mediana picada
150 g de carne picada de ternera o cerdo, o una combinación de ambos
1 cdta. de azúcar
2 cdtas. de salsa de soja
35 g de harina panificable
1 huevo grande bien batido
50 g de pan rallado panko
Salsa tonkatsu (p. 35), para servir (opcional)

1 · Precalentar el horno a 190º, calor arriba y abajo. Untar un molde redondo de 23 cm de mantequilla, cubrir la superficie con papel de hornear y colocar en una bandeja de horno con bordes a la que habremos añadido dos dedos de agua caliente (unos 3 cm) para hornear la tarta al baño maría.
2 · Con una batidora de varillas mezclar en un recipiente 6 huevos con 100 g de azúcar moreno hasta obtener una crema tipo sabayón muy esponjosa. Reducir la velocidad de la batidora y derretir el chocolate hasta que esté templado y sin grumos (ver consejos). Agregar poco a poco a la mezcla de huevos sin parar de remover. Incorporar 250 ml de nata para montar, 1 cucharadita de cardamomo molido y otra cucharadita de café molido, integrar bien y pasar al molde.
3 · Poner la bandeja con el agua y el molde en el centro del horno. Hornear durante 15-20 minutos hasta que la tarta empiece a subir y se forme una fina corteza por encima. Apagar el horno dejando la tarta dentro otros 10 minutos. Sacar con cuidado la bandeja del horno, retirar el molde del agua y dejar enfriar en el frigorífico durante la noche.
4 · Desmoldar al día siguiente y espolvorear el cacao en polvo por encima. Servir con café y una buena porción de nata montada (opcional).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar