Bollo de arándanos y limón

948

Riquísimos, pringosos y con sabor afrutado. Esta receta de Daniel Lindeberg la hemos recién sacado del horno de uno de nuestros últimos libros, Bollería, para que puedas prepararla en casita este otoño. El repostero y panadero sueco ha dado un salto a su infancia para enseñarnos cómo prepara los bollos de arándanos y limón. Ve haciendo hambre porque esta receta es para familias numerosas o para glotones como nosotros.

Ingredientes (Para unos 35 bollos)

1 remesa de masa valona

Relleno

500 g de mantequilla salada (1,2 %)
200 g de azúcar glas
La ralladura de 3 limones
50 g de azúcar vainillado casero
200 g de arándanos

Cobertura (después de hornear)

50 g de mantequilla salada (1,2 %) derretida
300 g de azúcar blanco

  • ¡Consejo! Recuerda que los arándanos pueden teñir la superficie de trabajo. Cubre la encimera con papel de horno antes de estirar la masa. Derrite la mantequilla, pinta los bollos y espolvorea el azúcar por encima.

1 · Mezcla la mantequilla, el azúcar glas, la ralladura de limón y el azúcar vainillado. Lo más fácil es hacerlo en la amasadora. Añade la mantequilla poco a poco para evitar que se formen grumos. Reserva. Saca la masa valona del frigorífico y trabájala con delicadeza para desgasificarla y facilitar el laminado.
2 · Enharina ligeramente la superficie de trabajo y estira la masa con un rodillo formando un cuadrado de unos 50 x 50 centímetros y 4 milímetros de grosor. Levántala varias veces durante el formado para liberar la tensión.
3 · Extiende el relleno sobre la masa y reparte por encima los arándanos. Enróllala a lo largo formando un rulo de entre 7 y 8 centímetros de grosor. Con un cuchillo afilado, córtalo en porciones de aproximadamente 1,5 centímetros de grosor, de 80 a 90 gramos cada una. Coloca los bollos en moldes dispuestos sobre bandejas cubiertas con papel de horno.
4 · Precalienta el horno a 50 °C y coloca en la base una fuente con agua para generar vapor. Introduce las bandejas en el horno a media altura y apágalo. Deja que los bollos leven hasta duplicar el volumen, de 1 a 2 horas aproximadamente.
5 · Saca las bandejas del horno y deja que reposen a temperatura ambiente. Precalienta de nuevo el horno a 220 °C, con el ventilador en marcha, y espera a que alcance la temperatura indicada.
6 · Introduce una bandeja en el horno a media altura, baja la temperatura a 190 °C y cuece los bollos entre 8 y 10 minutos aproximadamente. Retira la bandeja del horno y deja que se enfríen sobre una rejilla. Derrite la mantequilla, pinta los bollos y espolvorea el azúcar por encima.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Cerrar
colandcol © Copyright 2023. Todos los derechos reservados.
Cerrar